Archive for octubre 5, 2007

Cunilingus

Chiquillas no está de más que mostreis este artículo a vuestro compañero de cama…..le vendrá muy bien y a ti te proporcionará estupendos y placenteros momentos.

Este artículo va dirigido más bien a ellos. A los que no se animan a realizar esta práctica, a los que pregonan que la hacen o fantasean con ello pero sólo lo llevan a cabo en contadísimas ocasiones y también a aquellos que presumen de ser buenos amantes y se saltan con mucha frecuencia esta técnica o no la perfeccionan.

Chiquillos en el sexo todos por igual eh! no demandeis tanto una felación cuando no habeis sido capaces de practicárselo a vuestra chica. Quereis sexo con más frecuencia? pues dejarnos un buen recuerdo que por lo general el último polvo es el que se recuerda, si no gustó mucho, normal que no se tenga prisas por repetir……Lógica pura, si os lo currais más, dais más en lugar de pedir y pedir, disfrutaremos más y tendremos muchas más ganas de volverlo a repetir y ninguna excusa para aplazarlo.

Realizar un cunilingus no es moco de pavo, no es como comer un helado… Aquí van algunos consejos sobre cómo realizarlo: una correcta higiene, caricias, besos, mordisquitos… y muchas ganas.

Consejos previos

Esta práctica sexual reviste dos obstáculos. A algunos hombres no les gusta la idea de acercar demasiado su rostro al sexo femenino. Les asusta, se imaginan que tendrá un olor, un sabor que no les gustará….curiosamente no se preocupan si cuando se les practica a ellos, su miembro tiene olor o sabor desagradable (cuánto egoísmo por dios!!)

El otro obstáculo es que una mujer puede tener miedo de que a su pareja no le guste su sexo. Puede que piense que no es algo bello, o que se sienta incómoda ante la idea de que va a acariciar, besar este lugar. Los halagos y mimos en este caso son muy importantes. Decirle a una mujer durante el acto sexual o los preámbulos cuánto te gusta, cuánto te pone, lo sexi que te parece ayudará muchísimo para que se relaje y aleje esas pequeñas dudas a destiempo sobre su cuerpo o sobre si su pareja la ve atractiva. Atentos a esto chicos porque es muy importate. Tanto si es una mujer atractiva como si no, estará siempre preocupada y pendiente de resultar sexi y atractiva para su compañero…..de si éste se dará cuenta de sus complejos…..de si en x postura se notarán más esos defectos, que por otro lado, las mujeres agrandamos más de lo que en realidad son, porque somos mucho más críticas con nosotras mismas y nuestros complejos que con los defectillos de ellos…..Nos preocupa si se notará la celulitis pero no nos preocupamos de que él tenga tripón cervecero por ejemplo. Así que no os corteis ni seais escasos con halagos y expresiones que denoten que vuestra chica os parece preciosa, sexi y muy excitante……el resultado será mucho más satisfactorio para ambos.

Algo indispensable antes de una práctica tan íntima, es mantener una higiene perfecta. Una ducha rápida, para lavar la transpiración y las pérdidas naturales, que en esta zona, pueden adquirir rápidamente un olor desagradable…

Para empezar…

Antes de lanzarse directamente en un cunnilingus, hay que empezar por acariciar manualmente el sexo… Evidentemente, aunque se trata de un gesto íntimo, es menos íntimo que si se hace con los labios o la boca… La siguiente etapa es la de besar el sexo. Aunque parezca muy simple, no siempre resulta fácil. Poner la cabeza entre las piernas de tu chica, significa no mirarla directamente a los ojos, perder su mirada y por tanto, pedirle aceptar un gran grado de intimidad. Lo ideal es un hombre que te diga que tu sexo es bello, que huele bien y que lo encuentra delicioso. No hay nada mejor, para que una mujer se vuelva receptiva y consiga abandonarse de una manera natural.

Las zonas sensibles

El punto más sensible de la anatomía femenina es, sin duda alguna, el clítoris. No siempre resulta fácil encontrarlo, ya que se encuentra muy escondido entre los pliegues de los labios menores.

La zona que se encuentra alrededor también puede ser muy sensible: los labios menores se hinchan con el deseo y son ricos en captadores de placer.

Tambien la zona de la entrada de la vagina es muy sensible a los contactos amorosos, así como la zona que se encuentra alrededor del ano.

El gesto clásico

Es la caricia del clitoris. ¿Cómo? Con los labios que besan, acarician, mordisquean, con la lengua que acaricia, oprime, suavemente, con rapidez… haciendo uso de toda la imaginación posible.

Lo esencial es saber que cada mujer tiene su modalidad de estimulación preferida. A algunas les puede gustar los movimientos muy lentos y marcados, o al contrario, rápidos y ligeros. Otras pueden apreciar las caricias alrededor del clítoris, si es hipersensible, o directamente en su glande, zona muy sensual.

La gran lección que los hombres necesitan aprender, es que el clítoris suele necesitar más tiempo que el pene, para alcanzar el orgasmo.

cunilingus.jpg

Tips para que seas un experto en estimulación bucal:

-A la mayoría de las mujeres les gusta que la estimulación del clítoris se inicie suave y lentamente, progresando gradualmente y añadiendo más presión.

-Sé delicado pero firme en tus movimientos.

-Acaricia delicadamente de arriba abajo los labios mayores y menores. Hay mujeres que les fascina un movimiento rápido de la lengua sobre su vagina hasta llegar al clítoris.

-Dale un pequeño masaje a base de lamer o succionar, lo que implica un constante cambio de contacto, lo cual impide que la sensación sea demasiado monótona.

-Juega un poco con tu nariz, boca y mentón para brindarle un poco de variedad pero siempre delicadamente.

-Procura tener poca barba, ya que el vello facial  molesta e irrita la vagina.

-Soplar dentro de la vagina puede dañar el útero, pero si lo haces con cuidado y de vez en cuado puede llegar a ser realmente excitante.

-Dale besos suaves y tiernos sobre el vello vaginal hasta llegar al interior de la vagina.

-Mordisquea cuidadosamente los labios vaginales.

-Al mismo tiempo que tienes tu lengua en su vagina, usa los dedos introduciendo uno poco a poco, jugando con él en la entrada, penetrándolo con suavidad dejándolo dentro mientras lo mueves como movimientos pulsantes. Acaricia también sus pechos. Todo esto la volverá loca.

-Respira por la nariz cuidadosamente dentro de su vagina al mismo tiempo que recorres sus labios vaginales con la lengua.

-Ten cuidado con introducir en la vagina ciertos productos como la miel, el yogurt o el helado, ya que pueden modificar sus anticuerpos y el aumentar el riesgo de proliferar un virus en su interior.

-Al momento de que la mujer tiene un orgasmo, su clítoris es mucho más sensible, por lo que no es conveniente dirigir inmediatamente la lengua a este órgano para tener sexo oral, ya que la puedes lastimar. Dato importante. La sensibilidad del clítoris tras el orgasmo os asegurará que de verdad se ha producido. Si teneis dudas de si lo ha fingido esa es la prueba: tocando el clítoris y viendo la reacción de ella. Si se queda tan tranquila como si nada, no ha tenido orgasmo.

-Lo más importante siempre es tener una actitud comprensiva, cariñosa y sensible. Adáptate a los gustos individuales de cada mujer, descubre que les fascina y llévalos a cabo.

Lee el resto de esta entrada »

Comments (93)