Archive for septiembre, 2007

Frases para ligar

Conquistar con palabras

Cierto es chiquillas que los chicos para ligar cada vez se lo curran menos y así se les está dando el tema de las conquistas! La primera impresión dice mucho, pues lo mismo con respecto al primer acercamiento y la primera entrada…..Y no es tontería porque de cómo se proceda a la hora de entrar a una chica, se determina el que se logre.

No gustan las frases manidas que no son nada socorridas y que más que acercar ponen barreras.

El sentido del humor es importantísimo. Si un chico se te acerca y con una frase ocurrente logra hacerte reir ya tendrá más de la mitad del camino recorrido.

Así que chicos tenedlo en cuenta: originalidad, cortesía y muy buen sentido del humor y por supuesto, sin caer jamás en la vulgaridad ni en las frases mascosas que no dieron resultado en el pasado, ni lo darán jamás!

Ahí os va algunos ejemplos:

Si ser sexy fuese un delito, te pasarías la vida en la carcel

¿Le importa si la miro durante un ratito? Quiero recordar su cara para mis sueños.

Quiero tener hijos preciosos algun día, y quisiera preguntar a tus padres consejos sobre cómo lograron hacer algo tan perfecto como tú.

Perdona, ¿no tendremos algún amigo en común para que nos pueda presentar?

Perdona, pero la reconozco. ¿No fuimos locamente felices y casados en una vida anterior?

Desde que la he conocido, ha vivido en mi corazón sin pagar alquiler.

Debes estar cansada hoy después de todo lo que hicimos en mi sueño anoche.

¿La he visto en la portada de Cosmopolitan alguna vez?

¿Acaba de salir el sol?, o ¿me has sonreído?

¿Te puedo hacer una foto? Quiero enviarla a mis amigos y demostrarles que los ángeles existen.

¿Me permites utilizar tu teléfono? Quiero llamar a mi madre para decirle que he conocido a la chica de mis sueños.

Por un momento creía que me había muerto y había entrado en el cielo. Pero ahora veo que estoy vivo, y el cielo ha venido a mi.

Hola. Soy un ladrón y lo primero que quiero robar es tu corazón.

Hola. He oido a tu cuerpo llamarme desde el otro lado del salón.

Fuente: euroresidentes.com

Comments (3)

Vocabulario erótico. Gentilicios Sexuales

¿Y tú, de quién eres?

El uso de gentilicios, que surgen porque la conducta a la que aluden se practicaba con frecuencia en ese país, es común en el sexo. Aunque, a veces, se emplean como burla.

RUSO. Masaje del ano

TURCO. La mujer, con las manos atadas, espera a dar placer o recibirlo

ÁRABE. El hombre está boca arriba y la mujer le ‘cabalga’.

FLORENTINO. La mujer sujeta el pene con la piel hacia atrás.

SAJÓN. La mujer presiona la base del pene con el fin de retrasar la eyaculación.

JAPONÉS. Coito en el suelo o sobre almohadas, con numerosas posiciones en cuclillas.

SUECO. Sexo en grupo.

NAPOLITANO. Homosexual

CUBANA. Masturbación con el pene entre los pechos.

TAILANDÉS. Masaje realizado con los senos por todo el cuerpo.

FRANCÉS. Sexo oral, llamado así por la supuesta habilidad de las galas para la felación.

GRIEGO. Coito anal.

Lenguas de doble filo

Curiosamente, el lenguaje de los números es universal. Así, el 69 es una metáfora formal de dos cuerpos superpuestos en sentido contrario practicando el sexo oral. Pero, en lo relativo a términos sexuales, hay diferencias en cada idioma. Y el castellano es uno de los más ricos….

Hacer el amor

Follar’ viene del latín ‘follis’ -significa fuelle- y se utiliza por la similitud con el movimiento de este utensilio. En la expresión ‘echar un polvo’, el polvo hace alusión al semen, y se dice ‘echar un casquete’ porque el glande semeja el casco del pene. En vasco, se usa ‘larrua jo’ (jugar la piel). Y en hispanoamérica hablan de ‘dar de comer al enano’ o de ‘arremangar los garbanzos’.

Vagina

‘coño’ procede del latín ‘cunnus’, que significa cuña. También son comunes ‘conejo’ -eufemismo que surge del parecido fonético entre ‘cunnus’ y ‘cunniculus’-,’chocho’ o ‘chumino’ -dan idea de cosa blanda por la sonoridad de la ‘ch’-, ‘almeja’ -por su similitud con el molusco-, ‘parrús’ -en valenciano- y ‘potorro’ -en vasco-. En Canarias le llaman ‘quiquiricuando’. Y en hispanoamérica, ‘concha’, ‘papaya’, ‘pepa’, ‘pipirigallo’ (clítoris)…

Erección

Según el escritor Antonio Tello, se dice ‘estar empalmado’ porque la palma de la mano es una de las cosas que se utilizan para poner erecto el pene. En gallego se dice ‘ter o carallo teso’. En Vizcaya, ‘altan egon’ (estar de alta) significa ‘estar cachondo’.

Coito anal

La palabra ‘sodomización’ se debe a la ciudad de Sodoma, donde era común esta práctica. Además, se dice ‘dar por el culo’ -si se es sujeto activo- y ‘tomar por el culo’ -sujeto pasivo-. ‘polvo con caquita’ es hispanoamericano.

Pene

‘Polla’ procede del latín ‘pullus’ -cría de cualquier animal-. Existen multitud de metáforas formales, como ‘pito’ -el silbato se asemeja a una verga y dos testículos-, ‘nabo’, ‘cola’… ‘pijo’, ‘picha’ y ‘pilila’ son onomatopeyas de pis. ‘Minga’ viene del latín ‘mingere’ (mear). ‘Pinga’, de pender. También se llama ‘cipote’ -antiguamente era una porra- porque el pene se asemeja a ello. En Hispanoamérica se dice ‘moco de elefante’, ‘desnucasapos’…

Masturbación

‘Hacerse una paja’ tiene su origen en la acción de sacar la paja -la caña del cereal separada del grano-. ‘Cascársela’ procede del latín ‘quassare’ (sacudir) y ‘pelársela’ alude a descubrir algo oculto.

En el País Vasco se habla de ‘kampaia jo’ (tocar la campana). En gallego se dice ‘facer unha pera’. Y en Hispanoamérica, ‘hacerse una manuela’.

Sexo oral

Además de ‘mamada’ para la felación, para el ‘cunnilingus’ se usa ‘bajarse al pilón’, que es una metáfora formal y funcional de la vulva -se asemeja y se usa como un pilón-. En Argentina se dice ‘hacer una mineta’.

Orgasmo

Cuando una persona llega al clímax se habla de ‘correrse’ o ‘irse’, porque en ese momento hay algo que se va -el semen-, aunque se utiliza en ambos sexos. También se emplean los términos ‘derramar’ y ‘regar’ para referirse a la eyaculación.

Semen

‘Leche’, ‘lefa’ -eufemismo de ‘leche’, por deformación fónica-, ‘pringue’, ‘savia’… son metáforas formales, porque el esperma se asemeja en su color o textura a estas sustancias. En Hispanoamérica se le llama ‘afrecho’ (cereal molido).

Testículos

‘Cojones’ es una voz procedente del latín ‘coleo-onis’, que alude a algo colgante. También se dice ‘cojonera’ para referirse al escroto. Además, se les llama ‘huevos’, ‘pelotas’ o ‘bolas’, por su similitud en cuanto a la forma, o ‘cataplines’, que es un eufemismo juguetón. En Hispanoamérica se habla de los ‘testigos’, ‘compañeros’ o ‘hermanitos’.

Pechos

A las ‘tetas’ -término que al parecer es una creación expresiva infantil- se las denomina ‘peras’, ‘melones’ o ‘globos’ por el parecido en cuanto a la forma. También, ‘domingas’ u ‘orejas’, un eufemismo exclusivo de la jerga ‘cheli’ de Madrid que se aplica a los senos porque cuelgan. En Argentina se llaman ‘lolas’ y en Perú, ‘porongos’.

Mira quién habla

Aunque hay voces, expresiones y giros empleados en el lenguaje popular que son comunes a todas las lenguas, cada idioma presenta sus propias peculiaridades:

Inglés

Al pene le llaman ‘one-eyed trouser snake’ (pantalón de serpiente de un solo ojo). ‘Hide the sausage’ (esconder la salchicha) se utiliza para hablar del coito. Al ‘cunnilingus’ lo llaman ‘muff diving’ (zambullirse en el manguito) y a la felación, ‘blow job’ (trabajo de soplar). ‘Pillow biting’ (morder la almohada) es el coito anal. Y ‘bashing the bishop’ (golpear al obispo), se refiere a la masturbación.

Francés

Para referirse al coito, hay una expresión curiosa: ‘tremper il biscuit’ (mojar la galleta) y también existe otra para la penetración -sea anal o vaginal-: ‘se faire enfiler’ (hacerse ensartar). A la felación la denominan ‘tailler une pipe’ (tallar una pipa) y a la masturbación, ‘faire mousser le spaghetti’ (hacer subir el espagueti). Para el orgasmo, hablan de ‘prendre son pied’ (coger su pie).

Alemán

El coito es ‘miteinander schlafen’ (dormir con alguien), aunque también son curiosos términos como ‘bumsen’ (chocar contra algo), ‘nageln’ (clavar con púas) o ‘kacheln’ (alicatar). Al sexo oral lo denominan ‘Oralverkehr’ (tráfico oral) y para la felación emplean el verbo ‘blasen’ (soplar). Cuando hablan de masturbación dicen ‘sich einen runterholen’ (bajárselo uno) o ‘wichsen’ (encerar).

Portugués

Los portugueses hablan de ‘matar cabritos’ o ‘saltar para a cueca’ (saltar hacia las bragas) para hacer el amor; ‘atracar de marcha a ré’ (aparcar marcha atrás) para el coito anal; ‘luta de cinco contra uno’ (lucha de cinco contra uno) para la masturbación; ‘abono de família’ para los testículos; ‘chegar a lua’ (llegar a la luna) para el orgasmo y ‘telefonar prá Tóquio’ (llamar a Tokio) para el sexo oral.

Chino

En el ‘tao’ aparecen términos como ‘hacer nube y lluvia’ (coito), ‘flor roja’ y ‘fisura de oro’ (vagina), ‘nervios de jade’ (labios), ‘terraza de la joya’ (clítoris) y ‘dardo vigoroso’ (pene).

Divinas palabras

El argot del mundo de la prostitución y de los anuncios de relax posee términos sumamente imaginativos:

Completo

Consiste en el coito, aunque como preliminar se realiza una felación.

Masaje prohibido

Estimulación corporal efectuada con vibradores, que acaba con un ‘francés’.

Relax manual

Masturbación.

Enema

Se realizan una o varias irrigaciones en el ano, para terminar con una masturbación.

Hawaiano sensitivo

Se recorre todo el cuerpo con la yema de los dedos, usando aromaterapia. Se finaliza con una masturbación.

Lluvia dorada

Orinar al compañero/a.

Beso negro

Estimulación oral -lamer, chupar- del ano y el perineo.

Garganta profunda

Felación introduciendo el pene hasta el fondo de la boca

Dúplex

Relación sexual entre un hombre y dos mujeres.

Hacerse unas trufas

Relaciones sexuales con defecación.

Disciplina ingles

Sadomasoquismo con humillación -insultos, escupitajos…-, lluvia dorada, sodomización…

Orgasmo facial

En una felación, el hombre eyacula en la cara de la mujer.

Fuente: Ana M. Jiménez (Quo)

Comments (22)

Curiosidades en el origen de las palabras

Durante la guerra de secesión, cuando regresaban las tropas a sus cuarteles sin tener ninguna baja, ponían en una gran pizarra ‘0 Killed’ (cero muertos). De ahí proviene la expresion ‘O.K.’ para decir que todo esta bien.

En los conventos, durante la lectura de las Sagradas Escrituras al referirse a San José, decían siempre ‘Pater Putatibus’ y por simplificar ‘P.P.’. Así nacioel llamar ‘Pepe’ a los José.

En el Nuevo Testamento en el libro de San Mateo dice
‘es más fácil que un camello pase por el ojo de una
aguja a que un rico entre al Reino de los Cielos’…
el problemita es que San Jerónimo, el traductor del texto, interpretó la palabra ‘Kamelos’ como camello,
cuando en realidad en griego ‘Kamelos’ es aquella soga gruesa con la que se amarran los barcos a los muelles… en definitiva, el sentido de la frase es el mismo… pero ¿cual os parece más coherente?…

Cuando los conquistadores ingleses llegaron a Australia, se asombraron al ver unos extraños animales que daban saltos increibles. Inmediatamente llamaron a un nativo (los indígenas australianos eran extremádamente pacíficos) y le intentaron preguntar mediante señas. Al notar que el indio siempre decía “Kan Ghu Ru” adoptaron el vocablo inglés “kangaroo” (canguro). Los linguistas determinaron tiempo después el significado, el cual era muy claro, los indígenas querían decir “No le entiendo”.

La zona de México conocida como Yucatán viene de la conquista cuando un español le preguntó a un indígena como llamaban ellos, ese lugar… el indio le dijo: Yucatán. Lo que el español no sabía era que le estaba contestando “no soy de aquí”.

     

    Fuck. En la antigua Inglaterra la gente no podia tener sexo sin contar con el consentimiento del Rey (a menos que se tratara de un miembro de la familia real). Cuando la gente quería tener un hijo debían solicitar un permiso al monarca, quien les entregaba una placa que debían colgar afuera de su puerta mientras tenían relaciones. La placa decía “Fornication Under Consent of the King” (F.U.C.K.). Ese es el origen de tan “socorrida” palabrita.

    Dejar un comentario

    Eres importante para mí…

    Una profesora universitaria inició un nuevo proyecto entre sus alumnos.

    A cada uno les dio cuatro moños de color azul, todos con la leyenda: “Eres importante para mi” y les pidió que se pusieran uno.
    Cuando todos lo hicieron, les dijo que eso era lo que ella pensaba de ellos.

    Luego les explicó de qué se trataba el experimento: tenían que darle un moño a alguna persona que fuera importante para ellos, explicándoles el motivo y dándole los otros moños para que ellos hicieran lo mismo.
    El resultado esperado era ver cuanto podía influir en las personas ese pequeño detalle.

    Todos salieron de esa clase comentando a quién darían sus moños; algunos mencionaban a sus padres, otros a sus hermanos o a sus novios.

    Pero entre aquellos estudiantes, había uno que estaba lejos de casa. Este muchacho había conseguido una beca para esa universidad y al estar lejos de su hogar, no podía darle ese moño a sus padres o sus hermanos.

    Pasó toda la noche pensando a quién daría ese moño, pero al otro día muy temprano tuvo la respuesta. Tenía un amigo, un joven profesional que lo había orientado para elegir su carrera y muchas veces lo asesoraba cuando las cosas no iban tan bien como él esperaba.

    ¡Esa era la solución!. Saliendo de clases se dirigió al edificio donde su amigo trabajaba y en la recepción pidió verlo. A su amigo le extrañó, ya que el muchacho lo iba a ver después de que él salía de trabajar, por lo que pensó que algo malo estaba sucediendo.

    Cuando lo vio en la entrada, sintió alivio de que todo estuviera bien, pero a la vez le extrañaba el motivo de su visita. El estudiante le explicó el propósito de su visita y le entrego tres moños, le pidió que se pusiera uno y le dijo que “al estar lejos de casa, él era el más indicado para portarlo”; el joven ejecutivo se sintió halagado, no recibía ese tipo de reconocimientos muy a menudo y prometió a su amigo que seguiría con el experimento y le informaría de los resultados.

    El joven ejecutivo regresó a sus labores y ya casi a la hora de la salida se le ocurrió una arriesgada idea: Le quería entregar los dos moños restantes su jefe. El jefe era una persona huraña y siempre muy atareada, por lo que tuvo que esperar que estuviera “desocupado”.

    Cuando consiguió verlo, su jefe estaba inmerso en la lectura de los nuevos proyectos de su departamento, la oficina estaba repleta de reconocimientos y papeles.

    El jefe sólo gruñó -“¿Qué desea?”-
    El joven ejecutivo le explicó tímidamente el propósito de su visita y le mostró los dos moños. El jefe, asombrado, le preguntó -“¿Porqué cree usted que soy el más indicado para tener ese moño?”-.

    El joven ejecutivo le respondió que él lo admiraba por su capacidad y entusiasmo en los negocios, además que de él había aprendido bastante y estaba orgulloso de estar bajo su mando. El jefe titubeó, pero recibió con agrado los dos moños, no muy a menudo se escuchan esas palabras con sinceridad estando en el puesto en el que él se encontraba.

    El joven ejecutivo se despidió cortésmente del jefe y, como ya era la hora de salida, se fue a su casa.

    El jefe, acostumbrado a estar en la oficina hasta altas horas, esta vez se fue temprano a su casa. En la solapa llevaba uno de los moños y el otro lo guardó en el bolsillo de su camisa.

    Se fue reflexionando mientras manejaba rumbo a su casa. Su esposa se extrañó de verlo tan temprano y pensó que algo le había pasado; cuando le preguntó si pasaba algo anormal, él respondió que no pasaba nada, que ese día quería estar con su familia. Ella se extrañó, ya que su esposo acostumbraba llegar de mal humor.

    El jefe preguntó -“¿Dónde está nuestro hijo?”- ; la esposa sólo lo llamó, ya que estaba en el piso superior de la casa.

    El hijo bajó y el padre sólo le dijo -“¡Acompáñame!”-.
    Ante la mirada extrañada de la esposa, y del hijo, ambos salieron de la casa… (el jefe era un hombre que no acostumbraba gastar su “valioso tiempo” en su familia muy a menudo).

    Tanto el padre como el hijo se sentaron en el porche de la casa. El padre miró a su hijo, quien a su vez lo miraba extrañado. Le empezó a decir que sabía que no era un buen padre, que muchas veces se perdió de aquellos momentos que sabía eran importantes.

    Y luego le expresó que había decidido cambiar, que quería pasar más tiempo con ellos, ya que su madre y él eran lo más importante que tenía.

    También le mencionó lo de los moños y su joven ejecutivo. Le dijo que lo había pensado mucho, pero quería darle el último moño a él, ya que era lo más importante, lo más sagrado, para él, que el día que nació, fue el más feliz de su vida y que estaba orgulloso de el. Todo esto mientras le prendía el moño que decía: “Eres importante para mí”.

    El hijo, con lágrimas en los ojos le dijo: -“Papá, no se qué decir… mañana pensaba suicidarme porque pensé que no te importaba. Te quiero papá, perdóname….”-

    Ambos lloraron y se abrazaron, el experimento de la profesora dio resultado, había logrado cambiar no una, sino varias vidas, con solo expresar lo que sentía….

    Ese es el poder de uno…. Expresar lo que sientes y darle valor a los detalles de la gente que te ama.

    Por eso tú para mí… -“¡Eres muy Importante!”-

    Se necesita solo de un minuto
    para que te fijes en alguien.
    Una hora para que te guste.
    Un día para quererlo…
    ¡Pero se necesita de toda una vida
    para que lo puedas olvidar!.

    Fuente: dalequedale.com

    Dejar un comentario

    Paramnesia. Déjà vu

     

    Muchos de nosotros hemos experimentado un sentimiento de que una situación, algo que hemos dicho, visto o escuchado, ya lo habíamos conocido, y lo recordamos como un sueño o una imagen corta del pasado. Esta sensación es conocida popularmente como “déjà-vu”, una frase en francés que significa literalmente “ya visto”.

    La palabra técnica, menos conocida, es paramnesia, un desorden de la memoria caracterizado por la ilusión de recordar cosas y situaciones que se viven por primera vez. También ocurre, con menos frecuencia, el fenómeno contrario, al que se le llama por semejanza “jamais vu” (jamás visto), cuanto se siente que las cosas familiares son vistas por primera vez.

    Aproximadamente, siete de cada diez personas han tenido esta sensación en algún momento. La mayoría de los casos se da en personas cuyas edades oscilan entre los quince y los veinticinco años. En estas ocasiones se suele considerar como una especie de “experiencia extrasensorial”, pues se tiene la idea de que en el pasado tuvimos una visión fugaz de lo que ocurriría en el futuro. Sin embargo, los investigadores de los procesos neurológicos han formulado varias teorías que sitúan este fenómeno en el campo de la actividad del cerebro.

    En sus investigaciones indican que puede haber una conexión entre la paramnesia y la epilepsia. Se han reportado numerosos casos en que el sentimiento de “déjà-vu” ocurre antes, durante y después de las convulsiones epilépticas en personas que sufren casos severos de este mal.

    El disturbio cerebral que causa probablemente la paramnesia o “déjà vu” es leve, y no produce por lo general grandes problemas. No nos preocupemos si en algún momento tenemos esta divertida sensación. El que ocurra no es síntoma de un problema cerebral. Es perfectamente normal, y no interfiere en nada con nuestras vidas.

    Fuente: dalequedale.com

    Dejar un comentario

    El Hobbit. La historia de Bilbo Bolsón

    Dejar un comentario

    Consultorio Sexual

    10jpg.jpg

    Pincha sobre la tira cómica para ampliarla.

    Vista aquí

    Dejar un comentario

    Older Posts »